La empatía a flor de piel

Se llama Julio, es uno de los incansables colaboradores que se suman a la «olla solidaria» allí en barrio Burtón.

En el caso de éste humilde ser humano, hay una situación muy particular.

Se trata de una persona que diariamente trata de hacerle frente a la realidad como muchos uruguayos.

En su caso nunca dudó en poder compartir sus propios alimentos de abastecemiento diario frente a sus semejantes.

A pesar de las dificultades que constantemente se presentan Julio siempre está ahí!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *